Hola. ¿Te has fijado cómo se llama este blog? Porque no me caso con nadie. Es otra de mis características, mía y de Casandra. No pagamos tributo a nadie y llamamos a las cosas por su nombre. Escribimos lo que nos dicta el corazón. Si algo nos gusta, Casandra lo cuenta y si algo nos enfada o no nos parece correcto, Casandra se encarga de escribirlo, supongo que un poco para desahogarse y otro poco para mover conciencias y procurar cambiarlo. Pero a veces escribe por puro placer de escribir, porque hay alguna historia en su cabeza que quiere ser contada, algún personaje que se empeña en nacer…
Así que aquí encontrarás dos tipos de artículos, los que podríamos llamar BASADOS EN HECHOS REALES y los que son PURA FICCIÓN.
Dentro de los BASADOS EN HECHOS REALES, descubrirás artículos de opinión sobre temas de actualidad –candente o no–, son artículos de denuncia; pero también hay algunos artículos que nacen de cualquier experiencia mía que Casandra convierte en cómica, ácida, irónica…
Entre los artículos que hemos llamado PURA FICCIÓN, encontrarás cuentos o relatos de distintos temas. Y, de vez en cuando, Casandra nos sorprende con una colección de Microrrelatos que nunca llegaron a ganar nada pero que bien pudieron hacerlo y plantea encuestas para que puedas votar por el que más te gusta.

Te pongo una lista de las entradas más visitadas para que les eches un vistazo y juzgues por ti mismo: